Palau Maricel - Sitges

maricel01El Palau Maricel se construyó en 1910 per encargo del millonario norteamericano Charles Deering (1852-1927).

El palacio se situa sobre un conjunto de casas de pescadores que rodeaban la calle Fonollar, y el antiguo Hospital de Sant Joan. El hospital se fundó en 1326 por Bernat de Fonollar, mayordomo general del rey Jaume II de Aragón y primer señor particular de Sitges.

Durante el siglo XIX se agrandó y remodeló. A causa del diferente origen, los edificios que componen el conjunto de Maricel, sin ser heterogéneos, no responden a una estricta simetria. El antiguo Hospital de SAnt Joan se unió con las casas de la calle Fonollar mediante un puente. Al mismo tiempo, estas casas fueron reformadas interiormente para hacer un edificio únio. Una callejuela enlaza el Baluard con la plaza del Ayuntamineto por entre medio de estas casas. Los habitantes de Sitges, desde la aparición de Deering, lo llaman irónicamente La Quinta Avenida.

maricel02

Como El Cau Ferrat, el Maricel no muestra un exterior ostentoso. Más que un palacio quiere parecer una casa mayor de pueblo. El interior también está presidido por la austeridad. La parte de mar estaba reservada a las habitaciones de la famílila Deering. La parte de tierra, a la colección que se queria fuese una colección viva. Cada objeto tenia que continuar haciendo la función para la cual habia sido creado.

Alrededor de dos grandes espacios, el salon Daurat i el salón Blau, concebidos como salones de reunión, donde se distribuyen las colecciones de bordados, hierros forjados, cristalería, muebles, tapices y pintura antigua y moderna que Deerng habia reunido por España, salvando muchas de ellas de una destrucción segura. El gran salón de Maricel se inauguró el 18 de octubre de 1912. Utrillo hizo una conferencia, y se exibieron las adquisiciones de obras de arte que Deering tenia previsto situar en el palacio. Pero Maricel, al contrario que El Cau Ferrat, no estaba destinado a resistir el paso del tiempo.

maricel03En 1912 Deering volvió a su país y se llevó consigo una buena parte de su colección. Actualmente, los salones del Palau Maricel y sus terrazas, decoradas con cerámica popular, se utilizan para recepciones  y congresos. La parte de mar incluye el Museo Maricel, que incluye diversas colecciones relacionadas con Sitges, el modernismo y el coleccionismo de arte.