Montaje de mesa imperial en boda

¿Celebración tipo cóctel o banquete en mesa?

Con el paso de los años y la influencia de nuevas tendencias gastronómicas, la sociedad ha ido cambiado sus gustos, inquietudes y también su manera de relacionarse. Aunque el mundo de los eventos esté sometido a cambios constantes, hay una cosa que sigue siendo clara e inamovible: la comida es uno de los aspectos que más influirá en que todo sea un éxito.

La elección del catering es una de las decisiones más importantes, ya que es primordial cubrir las expectativas de todos los paladares y que todo el mundo quede bien servido. Pero, ¿qué propuesta es la que más encaja con cada celebración?

 

Banquete sentado

Las celebraciones con emplatado establecen un tono formal, el servicio suele tener una mayor duración y suele precisarse de más personal, hecho que puede verse repercutido en el precio.

La variedad gastronómica en este formato es más limitada, ya que por lo general suele optarse por un primer plato y un plato principal para todos los invitados. Es el formato que más se adecua para eventos empresariales, institucionales o para celebraciones que prefieran seguir un protocolo, ya que se precisará una distribución de mesas.

                                                                                                                                                                                                      Javier Berenguer

Hay que tener en cuenta que el espacio dicta el flujo y el estilo de la recepción. Para espacios interiores o grandes salones, sin duda es un formato que encaja a la perfección. No obstante, la creatividad puede aplicarse en cualquier formato, y si no te apetece renunciar a una decoración de mesa que quite el hipo, ésta es la mejor opción.

                                                                                                                                                                                                   Marcos Sánchez

Como no todo es blanco o negro, existe una gran opción para mantener a los asistentes sentados en mesas sin ser tan formal,  es el formato que conocemos como family style, donde asistentes comparten como si fuera una comida familiar bandejas, tablas dispuestas sobre las mesas o las típicas tapas, muy características de la gastronomía española. A parte de ayudar a romper el hielo y animar a establecer una conversación entre invitados mientras se pasan platos, permite que cada cual coma la cantidad que desee y el plato que más le apetezca.

                                                                                                                                                                                      Pedro Lopes Photography

 

Cóctel

Una buena manera de conseguir un ambiente dinámico a la vez que disfrutas de una gran variedad culinaria es optar por el cóctel.  Estas celebraciones llenas de movimiento, permiten que los asistentes puedan comer a su antojo, sintiéndose más cómodos si entre ellos no se conocen y evita el protocolo de las mesas, que para qué engañarnos, comporta dolores de cabeza a más de uno.

                                                                                                                                                                                                      Javier Berenguer

                                                                                                                                                                                                                     Jo Kemp

Este formato permite innovar en gastronomía y dar un toque personal en la selección, no olvidando que fomenta el networking. Que este concepto ofrezca un ambiente más distendido, no significa que un cóctel no pueda ser formal, ya que hay muchas formas interesantes de enfocar un gran evento sin regirse estrictamente a todas las normas de protocolo.

                                                                                                                                                                                                         Laura Mazzello

Eliminar el emplatado ofrece tiempo para realizar otras actividades, como avanzar el baile o contar con alguna actividad de animación.

                                                                                                                                                                                 Coleccionistas de momentos

Optar por éste formato no significa no poder sentarse, ya que al menos hay que disponer de asientos para el 40% de los asistentes, y eso puede dar juego a crear distintos ambientes, pudiendo establecer zonas chill out o combinar mesas de apoyo con mesas de banquete.

                                                                                                                                                                                                                 Visual foto

¿A quién no le gustan las estaciones de comida? A parte de ayudar a complementar el cóctel, estos córners temáticos permiten ofrecer degustaciones selectas de sabores locales o bien hacer un guiño a otras culturas gastronómicas del mundo

                                                                                                                                                                                                                 Visual foto

Una apuesta segura también es contar con un puesto de cocina en vivo, más conocido como showcooking donde los invitados puedan disfrutar de platos preparados al momento.

                                                                                                                                                                                                                 Visual foto

Selecciones de quesos, embutidos, carnes, arroces, opciones veganas.. las posibilidades son infinitas, y lo mejor, el efecto ‘wow’ que causará en los invitados.

                                                                                                                                                                                                            Laura Chacón

                                                                                                                                                                                                              Juanjo Vega

¿Y un mix?

Para los indecisos o para los que prefieran combinar para no quedarse sin ninguno. Es una opción perfecta para eventos de todo el día o para disfrutar del dinamismo del cóctel sin renunciar a una cena más formal. De hecho, cada vez es más común alargar el cóctel acompañado de un solo plato principal.

                                                                                                                                                                                                      Javier Berenguer

¿Y tú, ya tienes claro qué formato va más contigo?